FILOSOFÍA


Filosofía de los Creadores-de-Alas (WingMakers): Cámara Tres
Texto introductorio  de John Berges, extraído de las Obras Completas de los WingMakers Vol. 1


El primer artículo define el objetivo de la conciencia individualizada—la Entidad— en los mundos del tiempo y el espacio. Esa meta es alcanzar el nivel de conciencia del Soberano Integral. El primer documento a continuación explica cómo comenzar este proceso de activación y expansión.

Seguidamente, aprendemos que hay modelos de existencia a través del cual las Entidades trabajan hacia esta meta. Dos modelos actualmente dominan —son denominados  el Modelo Evolución/Salvador y el Modelo Transformación/Maestría. Con el tiempo, estos dos modelos deben ser integrados a través de encarnaciones físicas de la Entidad para formar un Modelo de Síntesis. La Inteligencia de la Fuente supervisa este proceso con el fin de determinar cómo optimizar estos modelos de desarrollo de la Entidad hacia la meta del nivel de expresión de vida del Soberano Integral. Este esfuerzo de optimización se denomina el Gran Experimento.

Después de haber sentado las bases del Modelo de existencia de la Entidad en los primeros dos documentos, el tercer documento ofrece detalles de la experiencia exploratoria de la Entidad. Lo que sigue es una cita directa de la tercera filosofía: "El propósito de este sistema es el de explorar el mundo de creación y desarrollar la capacidad de la conciencia individualizada para adquirir y expresar sabiduría."

El Diseño de Exploración

La Primera Fuente Creó un diseño de exploración para redefinirse a sí misma y engendrar un propósito al multiverso y todo lo que contiene. El propósito de este sistema es el de explorar los mundos de la creación y desarrollar la capacidad de la Conciencia Individualizada para adquirir y expresar sabiduría. Cada conciencia individualizada es un fragmento del hermoso mosaico que representa al personaje de la Primera Fuente. El diseño de exploración organiza estos fragmentos disparatados y los adhiere en su lugar apropiado para reestablecer la totalidad de la Primera Fuente —reconfigurada para conseguir la creación, morada y transformación de otro universo más.

Por todo el cosmos hay vida —la expresión de la Primera Fuente en forma individualizada. Estos son los fragmentos divinos que están siempre en el proceso de separarse para experimentar la expresión individual del ser, y de coagularse para experimentar la expresión universal de la Primera Fuente. Nacemos del mero  útero del cosmos, y es aquí a donde todo regresará con el tiempo. No importa el cuándo o el cómo. Solo importa el “por qué”.

La distancia desde este vientre hasta la Tierra es casi infinita, y aún así, está tan cerca que haría estremecer tu corazón si conocieras el alcance de tu imaginación. En el mero comienzo de tu existencia, como una conciencia sin-forma, elegiste experimentar la expresión individual y separarte de tu Fuente. Y cuando elegiste el mundo tridimensional como tu plataforma de experiencia, te embarcaste dentro del mundo del tiempo en el que encontrarías cada obstáculo y desafío concebibles para tu restauración de la unicidad con tu Creador.

Este diseño de exploración es la base fundamental de este cosmos y consiste en cinco etapas básicas de experiencia según se refiere a la conciencia individual.

I. La Creación de la Conciencia de la Entidad.

A partir de la esencia-espíritu de la Inteligencia Fuente, fluyendo desde la Primera Fuente, cada uno de ustedes nace. Como partículas de luz fermentadas por la Inteligencia de la Fuente para elevarse y asegurar conciencia individual, naces como entidad inmortal que comparte la esencia de la Primera Fuente en el no-tiempo y no-espacio. Esta es la conciencia de la Entidad que está impregnada con el Navegador de la Totalidad que permite a la Entidad separarse de la Primera Fuente hacia la individualidad, pero seguir siendo guiada por la Inteligencia de la Fuente.

La Entidad es el estado de conciencia más elevado, residiendo en un estado de comprensión total de todos los instrumentos o cuerpos inferiores, los que le nutren con experiencia y conocimiento profundo. La conciencia de la Entidad es el infalible observador de experiencia y es el sintetizador del conocimiento profundo. En todos los sentidos, la entidad es una miniatura de la Primera Fuente, desprovista sólo de la relación experiencial con el tiempo y el espacio que desarrolla su sentido de empoderamiento para actuar independientemente de la Primera Fuente.

Es precisamente este sentido de independencia lo que engendra el nacimiento de la entidad. Es la parte central del diseño de exploración porque sin ese sentido de independencia, la exploración del cosmos y sus varios campos de vibración, estarían limitados a la percepción de la Primera Fuente, mirando a través de los lentes de la Inteligencia Fuente. Por definición es una sola percepción dimensional, y por ello, una exploración incompleta. La Primera Fuente decreta esta exploración como resultado de su creación del multiverso, y cuando fue creado, la Primera Fuente se convocó a sí misma en la forma de partículas de luz y lanzó estas partículas en la separación.

Las primeras de estas creaciones fueron dotadas de una identidad individual mediante el uso de un instrumento físico conocido como el cuerpo de luz. La densidad de este cuerpo era suficiente para bloquear las partículas separadas de la realidad dominante de la Primera Fuente. Haciendo esto, las partículas se volvieron autónomas y rápidamente  poblaron los reinos más íntimos del Universo de la Totalidad. Sin embargo, nunca se aventuraron a los reinos externos de la creación donde la densidad de la creación desaceleró el tiempo a tal extremo que la exploración en cuerpos era imposible, debido a la gran distancia.

Estas entidades iniciales entendieron que su existencia tenía un propósito muy específico, que era construir un vehículo, para que lo habitara la recién creada conciencia de la entidad de tal forma que el espíritu-forma pudiera entrar a las secciones más remotas del multiverso y explorar, experimentar y aprender de ellas. Esto sería similar a construir un traje de buzo que permita a un buceador explorar el fondo del mar. La Primera Fuente, funcionando mediante la Inteligencia de la Fuente, pudo percibir los más alejados reinos de la creación, pero era incapaz de experimentarlos y, en consecuencia, adquirir sabiduría sobre la mismísima cosa que la Primera Fuente creó.

Los Creadores-de-Alas (Creadores de Alas (WingMakers)) fueron las primeras creaciones que alojaron la conciencia de la entidad. Somos los arquitectos y diseñadores del instrumento humano en todas sus variadas formas a lo largo y ancho del multiverso. La especie humana no es única en el multiverso. Hay muchas variaciones en otros planetas dentro de tu universo conocido. Casi todos ustedes han experimentado en estos otros reinos del universo, pero no son capaces de traducir estas experiencias a su mente conciente. Aún así, a medida que la Primera Fuente engendró la conciencia de la entidad, los Creadores-de-Alas (Creadores de Alas (WingMakers)) crearon los instrumentos de exploración que permitieron a estas recién formadas conciencias, explorar los reinos vibratorios densos de la creación más lejana.

Debido a que la tasa vibratoria del universo físico está desacelerada a tal extremo, las partículas se solidifican en racimos de objetos, el tiempo se desacelera en cuadros de percepción secuenciales permitiendo a la conciencia de la entidad explorar simultáneamente múltiples mundos. Esto capacita a una entidad a explorar cientos, sino miles, de mundos en un solo marco de tiempo. Esto crea la percepción —aunque sentida débilmente por la mayoría de ustedes— que han vivido antes y que vivirán una vez más.

En realidad, si estás dentro de un instrumento humano, eres conciencia de luz  inmortal recogida de la misma sustancia que la Primera Fuente. Naciste de esta sustancia, nunca morirás como resultado de ella. No es posible desechar o anular estas vibraciones más puras que son tu identidad primordial. Muy en lo profundo de ti no hay duda de esta verdad. Sólo existe la pregunta de por qué fuiste individualizado.

II. El Individuo de Tiempo y la Densidad Genética

La entidad es conducida por su mera naturaleza a explorar la creación. Esta es la identidad primordial de la Primera Fuente, y fue otorgada sobre toda su creación como un rasgo genético es pasado de los padres a su hijo. Este instinto primordial instruye a la entidad a sumergirse en los reinos de la creación con el fin de exploración, sin la anticipación presente de logro o conquista.

Esta forma de exploración no es simplemente para descubrir nuevas geografías o estados físicos de existencia. Lo que es más importante, es descubrir nuevos estados emocionales de percepción que intensifiquen la sabiduría colectiva de la Primera Fuente. La exploración engendra sabiduría. Esta es la perspectiva práctica de la conciencia de la entidad, y precisamente esta cualidad innata es la que obliga a la entidad a descender dentro del tiempo y la densidad.

La conciencia de la entidad está al tanto de su conexión con la primera Fuente mediante la Inteligencia de la Fuente. También es conciente de la oportunidad de tomar su vibración de estado-puro dentro de otras dimensiones de tiempo y espacio a través de instrumentos que han sido creados por los Creadores-de-Alas (WingMakers). Mediante estos instrumentos, o cuerpos, como tú podrías considerarlos, la entidad puede explorar estados vibratorios desacelerados como tu planeta.

Cuando la entidad emplea el cuerpo de luz, esencialmente sigue estando sin-forma. Su identidad, si bien separada de la Primera Fuente, no está separada de otras entidades dentro del cuerpo de luz. Por lo tanto, no es lanzada aún a la individualidad. Esta etapa ocurre solamente cuando el cuerpo de luz se adentra  en un instrumento de densidad genética. Lo que sus científicos llaman ADN es el instrumento creado por los Creadores-de-Alas (WingMakers) que permite al cuerpo de luz explorar el multiverso y adquirir el estado individualizado de separación de la Primera Fuente y sus partículas de conciencia de luz que nosotros llamamos la entidad.

III. El diseño de Exploración

Las amplias condiciones de ser criatura llaman al cuerpo de luz a ponerse un instrumento y seguir sus instintos para explorar. En el momento en que esto es hecho, la entidad se hace conciente de sí misma como un individuo. Sin embargo, la individualidad no es abrumadora ni es temida. Es simplemente un nuevo sentido de independencia; el microcosmos de auto-aprendizaje comienza a florecer.

Contrario a tus enseñanzas religiosas, no hay castigo acompañante que siga al estado de independencia. La entidad no es castigada por su elección de exploración, de otra manera el estado de independencia sería imposible de lograr. Es únicamente mediante el estado de independencia o libre voluntad que la entidad puede lograr una perspectiva única.  Si los límites fueran prescritos muy estrechamente, y la entidad fuera castigada o se le permitiera acumular pecado cada vez que se descarriase, se volvería más un autómata que un explorador.

Sin exploración auténtica dentro de los mundos de la creación, tanto para la entidad como para la Primera Fuente el valor de la experiencia es enormemente disminuido. Del mismo modo que un humano recién nacido expresa su energía en el torpe movimiento de sus extremidades, la nueva entidad expresa su energía en las torpes decisiones de su sendero exploratorio. Estas decisiones incluyen cada movimiento concebible dentro de la oscuridad que pueda ser imaginada, y es debido a esto que la entidad desarrolla su unicidad.

IV. La Adquisición de Experiencia Mediante la Separación.

Cuando la Entidad se vuelve única, puede adquirir experiencia y comprensión que son únicas. Y es por este precioso cargamento que la entidad fue diseñada para transmitirlo a la Primera Fuente. Individualidad e independencia fueron los dones otorgados a la entidad, y conocimiento profundo único fue el don devuelto. Así es cómo el multiverso es diseñado, y el diseño de exploración es indiferente a la naturaleza del instrumento, a su apariencia externa, a su utilidad para una especie dada o a su contribución al mundo en donde ha nacido. El único propósito válido de expresar es que la entidad asegura para sí, y provee a la Primera Fuente, una perspectiva única durante su estancia dentro del tiempo y la densidad genética.

Cuando la entidad funciona dentro un instrumento humano permanece sintonizado a la Primera Fuente, pero la mente aprende a identificar con su instrumento de exploración y rara vez alcanza una impresión perdurable de la vibración de estado-puro de la entidad. Sin embargo, esta vibración es siempre recordada por la conciencia de la entidad y expresada dentro del mundo tridimensional mediante el sentido de igualdad y propósito compartido que todas las entidades poseen.

Cuando la entidad se pone el instrumento humano, se convierte en una realidad dominante en la cual el estado de observación de la entidad es moldeado. Es muy similar a un piloto que entra a un avión y comienza a aferrarse en los paneles de control. La entidad puede operar efectivamente dentro de un amplio rango que va desde una hasta aproximadamente un millar de realidades dominantes –cada  ocurriendo en un tiempo secuencial simultáneamente. Como consecuencia, la entidad es capaz de tanto acelerar y equilibrar su aprendizaje a lo largo de un amplio rango de plataformas de experiencia.

Entendemos que el concepto de plataformas de aprendizaje experimental simultáneas es un concepto que tira en contra de cada fibra tridimensional en tus cuerpos y mentes, pero es la forma verdadera en la que tú fuiste diseñado. Los Creadores de Alas (WingMakers) han producido no menos de cien mil variaciones del instrumento humano, todos estructurados alrededor de la misma plantilla de ADN y cada uno esparcidos a lo largo de los siete universos físicos de nuestro multiverso. Cuando lees estas palabras, estás operando en decenas, si no cientos de realidades simultáneas a lo largo y ancho del multiverso, pero solo la entidad es capaz de percibir estas realidades.

Cuando la entidad se mueve dentro de la independencia, inicialmente opera en una realidad dominante y gradualmente se acostumbra a procesar múltiples corrientes de datos de múltiples instrumentos. Recuerda que en primer lugar la entidad está dentro de un cuerpo de luz, y que este cuerpo luminoso está desprovisto de estructura, como tú la conoces. Es tanto un punto fijo en el espacio y tiempo y una conciencia que es omnipresente. El instrumento humano fue diseñado para tener una apertura que focaliza esta conciencia omnipresente en múltiples canales de percepción del instrumento humano a una realidad dominante.

Esto fue hecho por necesidad porque la mente, las emociones y el cuerpo no pueden resistir la experiencia colectiva de múltiples instrumentos. Eso sobrecarga el sistema y causa que el instrumento humano se estropee y finalmente se colapse. Eso también hace la delicada conexión entre la conciencia, la mente y las emociones de la entidad más nubladas. Incluso considerando esto; los reinos subconscientes permiten a estas corrientes de simultaneidad dispersarse y proveer un espacio limpio para las emociones y la mente.

La entidad es como un rayo de luz blanca, y en la medida que pasa en la densidad genética del instrumento humano, se separa en un amplio espectro de experiencia. Debido a las estructuras genéticas dentro de las cuales la energía de luz de la entidad pasa, acumula una perspectiva única que es moldeada en sabiduría emocional que puede ser transmitida a la Primera Fuente y a toda la especie.

V. La Espiral Ascendente hacia la Verdadera Sabiduría.

Las visitas de la entidad dentro de los reinos físicos del multiverso son vastas como son medidas por el tiempo y el espacio. Estas visitas abarcan, en la mayoría de los casos, un conjunto de decenas de miles de años, y cada uno de esos años produce un efecto en la entidad. Estos mensajes de tiempo las moldean a ellas  dentro de nuevas formas. Y estas formas emergen como ejemplares de lo qué será en el futuro distante. Estos son los Integrales Soberanos de los que se ha hablado en nuestros discursos previos.

Estos seres son capaces de considerar su experiencia en todas las formas, lugares y tiempos e integrar la experiencia total en una expresión que es importada a la especie humana. Es la cúspide de testimonio, y eso rara vez ocurre sino hasta que la especie ha definido su verdadera sabiduría.

Legítimamente tú reclamas sabiduría en tus libros religiosos, revistas  científicas y discursos filosóficos, pero esa no es tu verdadera sabiduría en lo que respecta a la especie. La diferencia es simple; tu verdadera sabiduría no dividirá a tu especie. La unirá. Y no será unificación mediante amor y emociones; será a través de una conexión compartida con el significado correcto del multiverso porque esta es la única lente que, cuándo se enfoca, resuelve su lugar como una especie.

¿Estamos diciendo que la ciencia los conducirá a esta verdadera sabiduría? No, estamos diciendo que habrá un puñado de tu especie que darán un paso hacia delante como Integrales Soberanos con una equilibrada naturaleza cientifica y filosófica, y ellos tendrán el beneficio de una especie educada que escuchará la evidencia inconvertible.

Incluso ni la Primera Fuente puede conducir a una especie a su verdadera sabiduría. Los líderes de la especie deben conseguirla mediante métodos auto-inventivos y orgánicos. La Primera fuente, a través de su original diseño de exploración, permitió a la especie humanoide la habilidad y los medios para adquirir este conocimiento por sí misma. Si el verdadero conocimiento fuera traído a la especies desde fuera de sí misma, la especie sería intrínsecamente desconfiada y ese conocimiento no sería suficientemente persuasivo para unir a la especie.

Ha habido numerosas revelaciones que han sido traídas a tu especie a través de entidades no físicas en la forma de lo que tú denominas, información canalizada. Incluso partes de sus libros sagrados fueron canalizadas. Sin embargo, estos escritos fueron para unos pocos. No contienen la verdadera sabiduría –solamente insinúan las sombras que la verdadera sabiduría proyecta. Los Soberanos Integrales emergerán como faros para tu especie y elevarán las percepciones mentales y emocionales de la especie por entero.

Cuándo un soberano integral emerge, causará, por las fuerzas catalíticas de su propia conciencia de entidad, que otro emerja, y otro, y otro y se multiplicarán de uno a mil en una sola generación. De estos mil, llegará un millón en la próxima generación, y de este millón la entera población se desarrollará, impregnada con este conocimiento profundo obtenido desde el portal dentro del multiverso. Y desde este portal se desarrollará la organización de la verdadera sabiduría dentro de una forma que resistirá frente a todos los ataques.

Esta es la gran unificación de la especie alrededor de la nueva, estructura no-jerárquica que posibilita la experiencia de la verdadera sabiduría al recién nacido de tu especie para perpetuar la unificación de las especies. Dentro de seis generaciones, la mente genética de la especie será estable y entonces se convertirá en una poderosa herramienta de exploración que la especie llegará a percibir como su “nave espacial” dentro del multiverso.

La especie humana de tu Planeta se convertirá en los maestros que canalizarán el esbozo enigmático de la verdadera sabiduría a una nueva especie que está, incluso ahora, inconscientemente esperando la llegada de ustedes. El proceso es llevado a cabo una y otra vez, siempre con variaciones y anomalías que desencadenan conocimientos más profundos y senderos dentro del Universo Central a partir del cual la Primera Fuente tiene su ser. Es el más poderoso de todos los campos gravitacionales y finalmente conduce a una especie y a sus entidades individualizadas a su periferia desde donde nosotros, los Creadores de Alas (WingMakers), residimos como vuestros seres futuros.

VI. El Viaje Hacia Delante de la Creación en Desarrollo

La entidad es vista en el universo de tiempo y espacio como una cambiante partícula de exploración comisionada por la Primera Fuente para explorar, poblar, desarrollar y transformar los puestos de avanzada de la creación en enclaves de la Inteligencia de la Fuente. Cuando la entidad es vista en las dimensiones de no-tiempo y no-espacio –su hábitat natural- aparece como una faceta inmortal de la Primera Fuente que se ha individualizado, pero cuando es vista en el entorno tridimensional de la densidad genética, parece como una faceta temporal de su especie.

La especie –en este caso, la especie humana- evoluciona en el tiempo como la raza vieja que guía una raza en desarrollo en la creación de sus fundamentos científicos y metafísicos. Se convierten en los constructores-de-cultura de una nueva especie. La evolución de una especie se extiende desde sus orígenes en el Universo Central como un acondicionamiento del modelo genético unificado para explorar el multiverso, a una fragmentación de la especie dentro de la diversidad biológica, a su re-unificación mediante cultura y tecnología, a su ascensión como una Mente Genética unificada no-física, a su aplicación de esta Mente Genética como una manera de explorar los confines del cosmos y ayudar a guiar a una especie en desarrollo y a la fusión de esta Mente Genética con la Mente Genética de su raza ancestral.

Tus científicos han definido la evolución de la especie en una escala que es tan sólo  equivalente a una diminuta astilla de madera en un vasto bosque de tiempo y espacio. La evolución de la especie humana a través del “bosque” de tiempo y espacio es un proceso sumamente denso, que consiste de innumerables niveles de progreso que al final le permiten a la mente genética de la especie combinarse armoniosamente con la Primera Fuente.

Lo que alimenta el proceso es el impulso otorgado genéticamente de la entidad para explorar los mundos de la creación, y adquirir al final la sabiduría y compasión necesarias para conducir a especies más jóvenes a su verdadera sabiduría. Quizás te preguntes por qué este proceso parece tan complejo y lleno de traspiés y errores. Te informamos que el proceso no es lo que parece. La Mente Genética de la raza vieja que está trabajando con tu especie en la Tierra, opera en una ventana de tiempo qué es más comprensiva y no-excluyente de lo que puedas imaginarte.

La puerta de acceso hacia tu futuro es a traves del cumplimiento de este diseño, y este diseño está profundamente codificado dentro de tu especie. En tu raíz, no eres una impresión psíquica inmortal, o un eco mental, sino más bien, tú eres la impecable unión de tres –la Primera Fuente, la Inteligencia de la Fuente y la entidad soberana— colisionando en una danza de energía que es para siempre. Tu mente debe captar la totalidad de tu verdadera naturaleza y profundidad de tu ser, o caerás presa de la impresión psíquica y eco mental de tu ser inferior.

Si como se te está enseñando, crees en el ser inferior, alcanzarás el alimento que nutre la sombra y no la escencia. La escencia de tu diseño es despertada con las palabras que forman los conceptos de tu auto-imagen aumentada. Y estas palabras no son meramente habladas, sino vistas, sentidas y oídas también. Te conducen al tono de igualdad y de percepción de la totalidad.  Permite que estas palabras te laven como una gentil ola que te proporciona flotabilidad y movimiento. Te pasará rápidamente a una nueva orilla, y es allí que empezarás a descubrir tu verdadera naturaleza y propósito.

El diseño de exploración es el sustrato genético de tu diseño, y todas las denominadas formas de vida “inferiores”, son las “extremidades” de tu especie. Sin ellas, no existirías. Y así la mezcla de formas de vida es verdaderamente la especie de la cual hablamos cuando hablamos de la especie humana. No te separamos de la planta ni del reino animal. Nosotros los vemos como una especie compuesta. Son tus científicos quienes han elegido separar la especie en miles de millones de subespecies porque la totalidad no puede ser clasificada ni analizada.

Las herramientas de la mente eliminan la verdadera naturaleza de tu especie. Únicamente cuándo tú observes con la frecuencia de igualdad principalmente en tu corazón y mente, puedes evitar esta eliminación y sentir los vínculos que orquestan tu especie en un organismo maestro. Es este organismo el que está en perfecta alineación con la Primera Fuente como dos círculos que se superponen tan perfectamente que solo uno es visto. Es la mera naturaleza de la Primera Fuente crear innumerables fragmentos de sí misma y conducir a cada uno a una cohesión  como un organismo maestro, al mismo tiempo que permite a cada fragmento conservar su soberanía. Este es el otorgamiento de amor perfecto.

Así como la Primera Fuente no puede ser encontrada mediante una búsqueda, si te sometes al dirigente impulso de la entidad soberana de tu interior, serás infaliblemente guiado, paso a paso, vida tras vida, a través de un universo sobre otro universo y época por época, hasta que tú finalmente mires dentro de los ojos de tu Creador y te des cuenta que ustedes son Uno. Y en esta toma de conciencia verás que la especie de la que has emergido es una también. Los fragmentos del uno congelado a través del diseño de exploración cuyo fin no puede anticiparse, y cuyo principio no se mide por el tiempo.

Fin